martes, 27 de abril de 2010




Perdemos el tiempo odiando a la gente. ¿Realmente lo necesitamos? ¿Qué ganamos odiando a alguien? ¿Qué nos aporta? Nada.
Y yo soy la primera en decir que odio a mucha gente, cuando realmente, no la odio.
Desde aquí hasta la eternidad transmitiendo el mensaje de la paz.
I don't really need hating you.

From nowhere to everywhere.



lunes, 26 de abril de 2010

-El destino no quiere que estemos juntos.
-Nunca me ha importado el destino, mucho menos me va a importar ahora que estoy contigo, la persona a la que más quiero.

jueves, 15 de abril de 2010

Queriéndome refugiar de lo que está mal, pero sin saber tampoco lo que está bien, continuo mi camino.

Loving u, not ur mask.

Aquella noche cuando volvimos ella entró al baño.
Entonces se miró al espejo y vio su aspecto. No era ella, era otra persona. Así que empezó a quitarse su máscara. La hipocresía del pinta labios, las mentiras de la máscara de pestañas, la falsedad de la sombra de ojos, el embuste del colorete... el engaño de su maquillaje.
Y cuando salió del baño sabía quien era, sabía que era mi chica.

miércoles, 14 de abril de 2010

¿De amor? ¿O de olvido?

Querida Gloria....
No sé si aún recuerdas aquel verano del 99, cuando nuestros corazones se encontraron en aquellas playas pintadas de alegría y melancolía. Aún recuerdo aquella tarde en la playa donde el sol bañaba la arena con aquel color dorado tan enigmático, aquella puesta de sol tan mágica... Delante nuestro sólo un infinito horizonte.
Y sé que fue el mejor verano de mi vida, sé que estaba con la mejor chica. Fue el mejor, simplemente estaba contigo.
Se me ponen los pelos de punta cuando nos recuerdo haciendo el amor en aquella casa a la orilla del mar.
La noche que el 99 nos dió para nosotras solas.
Y cuento cada día des de aquel verano. ¿Los has olvidado? 11 años pesan sobre mis espaldas sin ti.
Gloria, yo aún te amo, por eso te he escrito esta carta. Sé que sin ti no podré pasar ni una primavera más por que ya hace once largos años que no sé nada de ti, eso sí, quiero que sepas dónde he vuelto. Allí donde solíamos gritar nuestros nombres. Y aún están en los bancos nuestras iniciales grabadas con compás. Todo es olvido y soledad donde solía haber amor en todas las formas.
Te quiero.
Se ha producido un error en este gadget.