martes, 27 de abril de 2010




Perdemos el tiempo odiando a la gente. ¿Realmente lo necesitamos? ¿Qué ganamos odiando a alguien? ¿Qué nos aporta? Nada.
Y yo soy la primera en decir que odio a mucha gente, cuando realmente, no la odio.
Desde aquí hasta la eternidad transmitiendo el mensaje de la paz.
I don't really need hating you.

From nowhere to everywhere.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.