jueves, 20 de mayo de 2010

Darte cuenta de que tienes alas, de que puedes volar, de que ser libre está a tu alcance.
Y entonces volar, volar, volar...
Volemos más allá del cielo, sin tener un límite, sin tener miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.