miércoles, 19 de mayo de 2010

Estúpida ausencia de gravedad cuando estoy a tu lado. Me hace sentir en lo más alto, en la cima del mundo, cuando de repente bajo a la tierra y descubro lo que de verdad está pasando.

Es imposible no dejar ir un suspiro de aire en el que van las palabras más bonitas cuando te veo, y no son más que eso, un suspiro.
Soltar todo el aire que tengo dentro para nunca decir nada más.
Ojalá te pudiera decir te quiero sin ninguna preocupación más que la dirección de tu mirada.

Me da igual quién seas, o con quién estés. Te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.