miércoles, 24 de marzo de 2010

Odio el tiempo, odio los relojes.

Porque estoy gastando mi tiempo.
Estoy malgastándolo, no tengo porqué estar aquí.
Puedo ir donde quiera. No. No quiero estar aquí ahora.
Me voy. Mi tiempo aquí se está consumiendo. Se está deshaciendo...
Lo pierdo, lo pierdo, pierdo mi tiempo.
Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.